Líquenes de Vilardesilva

ruta de los liquenes entre vilardesilva y covas

Marco Geográfico

 Esta ruta  se realiza en el entorno del  Parque Natural Serra da Enciña da Lastra ,  entre los pueblos de Vilardesilva y Covas,  en el municipio valdeorrés de Rubiá.
El Síl, que ha entrado en Galicia unos kilómetros más arriba, esta embalsado en la presa de Peñarrubia y lo podremos observar durante una parte del recorrido.
El clima mediterráneo y el sustrato calizo, con la típica vegetación mediterránea, se hacen patentes a lo largo de todo el recorrido.

Descripción del Itinerario

El itinerario circular comienza en Vilardesilva: atravesamos el pueblo y a la altura de la fuente nos desviamos a la izquierda siguiendo un camino de carro que va paralelo a la antigua nacional 120; podemos ir contemplando la grandiosidad de picos calizos de Peñarrubia, en la provincia de León.

Seguimos el camino y  manteniendo siempre a nuestra derecha el embalse de Peñarrubia, después de una curva a la izquierda, se puede ver la central hidroeléctrica de Cornatel.

La vegetación que nos va acompañando es la típica de la Sierra de la Lastra en sus zonas más calizas: encinas, madroños, espino albar, labiérnago, torbísco. En las zonas más umbrías los musgos y líquenes tapizan toda la superficie y parte del arbolado, como podemos percibir al atravesar atravesamos una bóveda vegetal formada por encinas totalmente cubiertas de líquenes que dan al recorrido un aire mágico y algo fantasmagórico.

La senda nos llevará hasta los restos de un horno de cal que se conserva aparentemente en buen estado. Realizamos una parada para poder leer los carteles en los que se explica cómo se obtenía la cal viva a partir de la piedra caliza de la zona.

Llegamos a una pista que cruzando el arroyo Pereda nos llevará hasta un mirador desde donde el pueblo de Covas se empieza a hacer visible.  Las Penas Falcoeira y Valiña llaman la atención y la vegetación empieza a transformarse un poco, surgiendo “soutos” de castaños que sorprenden por su diámetro y sus troncos retorcidos. También podemos ver olivos y cerezos silvestres.

Al llegar a Covas seguimos la carretera que sube hasta la N120 para “visitar” la gran encina centenaria que está a la salida del pueblo y que es la sucesora de la que dio nombre a este parque. Este es otro buen lugar para descansar antes de iniciar el regreso, que realizaremos por la misma senda por la que llegamos. A la altura del arroyo Pereda continuaremos por la pista hasta llegar una cantera de caliza en plena explotación. Y poco a poco vamos acercándonos a unas grandes praderas que anuncian la proximidad de Vilardesilva.

Antes de llegar al punto de partida, podemos realizar una última parada en el mirador  para contemplar la pared caliza que protege a Vilardesilva y sirve de nido a muchas rapaces.

Ficha Técnica.PDF

Contacta con nosotros